Perfil

_MG_5823.jpg
Nací fruto del exilio

GUADAL.jpg

Mi nombre es Guadalupe Valdez San Pedro. Nací el 22 de septiembre de 1957 en México Distrito Federal. Soy hija de Lucía San Pedro, “doña Piki” y de Nicolás Quírico Valdez. Mis padres se habían conocido en México, dos años antes de yo nacer. Mi madre mexicana y mi padre dominicano.

Mi padre, Quírico, fue un gran activista sindical y político durante la brutal dictadura que impuso a la República Dominicana Rafael Leonidas Trujillo. Por esta actividad estuvo en diversas ocasiones preso hasta que se exilió en México para escapar de una muerte casi segura, ya que el dictador había colocado carteles en las calles de Santo Domingo ofreciendo recompensa por la cabeza de mi padre Quírico, vivo o muerto.

GUADAL2.jpg

Mi paso de México a Cuba

Estando en el vientre de mi madre a mi padre le deportaron de México por comunista. Lo enviaron a Costa Rica y de este país viajó a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). Sin conocer a mi padre, me crié en la casa de mi abuela materna, una familia de clase media que vivía sin problemas económicos. No me faltaba ropa ni comida, sin embargo me faltaba mi papá, al que solamente conocía por una fotografía a la que todas las noches la besaba antes de dormir.

Mi padre, tras el triunfo de la revolución en Cuba marchó de la URSS a ese país caribeño y allí lo pude ver y abrazar por primera vez. Era el 5 de marzo de 1960. Tenía 2 años y medio.

Mi regreso a México

GUADAL3.jpg

Luego del ajusticiamiento del dictador Trujillo en la República Dominicana, en marzo de 1961, mi padre decidió regresar a Santo Domingo, donde vivió una temporada en la clandestinidad. Yo, junto con mi mamá y mi hermano Quírico, recién nacido, regresamos a México.

Nuestra estadía en México duró hasta que mi papá consideró que existían condiciones para poder vivir en la República Dominicana y le dijo a mi mamá que viniéramos a Santo Domingo.

Mi llegada a la República Dominicana

Cuando pisé por primera vez la República Dominicana, el 27 de febrero del año 1963, tenía 5 años y 5 meses de edad.

Mi llegada coincidió con la juramentación de Juan Bosch como Presidente de la República. Eran momentos de esperanza para el pueblo dominicano.

La esperanza no duró mucho. No pasaron 7 meses cuando le dieron un golpe de Estado al Presidente Bosch. Nuevamente mi papá tuvo que pasar a la clandestinidad y nos quedamos en la casa mi mamá, que estaba embarazada de mi hermana Tamara, mi hermano Quírico y yo. La casa era continuamente allanada por los golpistas, que iban buscando a mi papá. Pasaron unos meses y cuando nació mi hermana Tamara, nos mudamos de aquella casa y nos juntamos con mi papá, al que no podíamos llamar por su nombre, pues se lo había cambiado por razones de seguridad. Ahora se llamaba Antonio.

Tampoco en esta ocasión duró mucho la felicidad. El 24 de abril de 1965 se declaró la guerra de Abril. Mi papá se fue a pelear en el comando de San Lázaro y solamente cuando fue aplastada la revolución y se firmó el acuerdo entre las fuerzas de ocupación y el coronel Caamaño pudo regresar con nosotras. Yo estaba por cumplir 8 años cuando el 8 de agosto del 1965 nos mudamos a Ciudad Nueva, al edificio Peynado Nonin, y comencé a vivir en lo que señalamos como una vida normal.

GUADAL4.jpg

Mi juventud…

Estudie en la escuela Paraguay, que estaba en el Parque Eugenio María de Hostos, porque la guerra había destruido la escuela. Cuando estaba en 6to grado me premiaron por ser buena estudiante y me enviaron junto a muchos otros niños de otras escuelas a un campamento a Boca Chica. Recuerdo que en las noches nos metían miedo diciéndonos que nos iba a salir la ciguapa, años después conversando con Onofre, mi compañero, supe que él estuvo en ese mismo campamento en ese mismo año.

Estudié música en la Escuela Elila Mena y en el Conservatorio Nacional. Mi madre quería que fuera concertista. Mi padre cantaba muy bien. Pero yo no tenía oído musical. Por lo que solo terminé mis estudios de profesora de música.

GUADAL6.jpg

A los trece años me incorporé al Movimiento Scout Dominicano, como AKELA del Grupo 6.

GUADAL7.jpg

Aunque tuve la oportunidad de irme a estudiar a la URSS, a Cuba o a México, finalmente decidí estudiar en la Universidad Autónoma de Santo Domingo.

 

G8.jpg

Mi paso por la UASD fue una experiencia muy enriquecedora. Formé parte del Consejo Universitario y del Consejo de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales. En un momento de definición política en mi vida, me acerqué al profesor de sociología, Max Puig, quien me hizo una explicación amplia de la historia y la composición de la izquierda en la República Dominicana. Fue respetuoso y cordial. Así fue que me conecté con la Juventud Socialista, que hacían política, pero propiciaban la calidad de la educación universitaria. En la organización se realizaban los llamados Jueves Socialistas y finalmente me integré con ellos. Nos reuníamos los sábados a las seis de la tarde en la explanada de economía. Nuestro orientador era Onofre Rojas, quien ha sido mi compañero de vida desde ese momento.

GUADAL9.jpg

En 1984 obtuve Licenciatura en economía, Cum Laude, en la Universidad Autónoma de Santo Domingo. En 1987 la Maestría en Educación Superior también en la UASD. Actualmente estoy realizando un Master en Alta Dirección Pública en Funglode-Instituto Universitario Ortega y Gasset.

Haber sido monitora desde 1979, ayudante de profesora y docente en la UASD, fue para mí una de las experiencias más enriquecedoras y de mayor aprendizaje.

La actividad política

Tenía 15 años cuando me integré al Partido Socialista Popular en el nivel estudiantil y 20 cuando pasé a formar parte de la Juventud Socialista del Partido Socialista. En 1984 pasé a formar parte del Partido de la Liberación Dominicana, como vicesecretaria de Organización, donde estuve militando hasta el año 1991. En el año 1992 junto a otros compañeros y compañeras, iniciamos la construcción de la Alianza por la Democracia (APD), organización política de la que formo parte en la actualidad, integro la Dirección Nacional y la Dirección Ejecutiva y soy responsable de la Secretaría de Formación Política.

FALTA_G.jpg

Mi compromiso con la participación social

Mi vida está marcada con un activismo, casi un enamoramiento, con la participación social. Los orígenes tuvieron lugar en el municipio sureño de Padre Las Casas, donde con apenas 20 años, al paso de los huracanes David y Federico, invitada por amigos que formaban parte del Centro de Investigación y Promoción Social (CIPROS), me involucré en el proceso de desarrollo y fortalecimiento de organizaciones campesinas. Acompañé al Centro de Estudios y Promoción Social (CEPROS) en programas de educación popular hasta 1990. A partir de ese momento, encaminamos nuestros esfuerzos hacia la región norte, a Puerto Plata, acompañando allí el proceso del Foro Social. En Salcedo, en la articulación de los ayuntamientos con el trabajo social y comunitario. En San Francisco de Macorís, en procesos de formación metodológica con organizaciones sociales. Una de las acciones que más me marcó fue “El obrero alfabetiza al obrero” que impulsamos con el Sindicato de Trabajadores de la Tabacalera (SITRATA). Aprendí mucho de mi vinculación a Acción Social Ecuménica Latinoamericana (ASEL), en especial consolidé mi respeto a la diversidad en el pensamiento y en las creencias.

GUADAL10.jpg

Fui Directora Ejecutiva de CIPROS desde 1985 hasta el 1995. Durante mi desarrollo profesional y político el tema de la participación social ha ocupado siempre un lugar primordial. He estado involucrada con diferentes procesos y organizaciones, a través de proyectos y programas, he trabajado como consultora de organismos nacionales e internacionales sobre descentralización, desarrollo local y gobernabilidad democrática.

A mediados del 2001 me vinculé como consultora al programa de Fortalecimiento de Organizaciones de la Sociedad Civil (PFOSC). Y posteriormente al Centro de Gerencia y Gobernabilidad del INTEC (CEGES) trabajando en programas de capacitación para organizaciones de la sociedad civil.

GUADAL11.jpg

Desde el 2004 coordiné los Fondos Concursables para el Desarrollo de innovaciones educativas en la Secretaria de Estado de Educación.

Desde agosto del 2008 hasta agosto del 2010 fui Viceministra de Educación, encargada de Participación, Gestión y Descentralización y Presidenta del Comité de Licitaciones del Ministerio de Educación (9 septiembre 2009 al 17 marzo 2010).

 

GUADAL12.jpg

Diputada Nacional

La propuesta de ser candidata a Diputada Nacional me llegó unas días antes de vencer el plazo de presentación de las candidaturas. Fue algo que surgió de la noche a la mañana, sin mucho tiempo para pensarlo y reflexionar.

Aceptar la postulación fue una decisión que tuve que ponderar profundamente y lo hice con el apoyo de muchos amigos con los que me he vinculado todos estos años y a quienes pedí criterio.

Acepté ser candidata por mi compromiso permanente con la Patria, por mi compromiso militante con la APD y por mi compromiso con la democracia como bien público.

“Sali electa como parte del acuerdo electoral para las elecciones del 2010, entre la Alianza por la Democracia, organización de la que formó parte y el Partido de la Liberación Dominicana”

A partir del 16 de agosto del 2010 inició un nuevo ciclo en mi actividad política. Espero estar preparada para cumplir con las obligaciones de una legisladora y no defraudar a las personas que han depositado su confianza en mí, ni al país.

Confío igualmente que desde el Congreso no defraudaré a mis difuntos padres: Quírico y doña Piki, a sus luchas incansables por la libertad y la dignidad de nuestro pueblo.

Mi compromiso es legislar para el pueblo, siempre decir lo que pienso y siento y defender mis ideas en todo momento y en cualquier lugar.